Páginas

Aves en mi cabeza

Escucho aves en mi cabeza.
Me lamento al pensar que están enjauladas
Imagino que sufren de calambres en sus alas
apretujadas en mis estrecheces mentales.

Podría abrirme una grieta contra el muro
y fantasear que sus cuerpos majestuosos
titilan en la lejanía.
Pero no tiene sentido demoler la fuente
de la que sus vidas penden de un hilo.

Escucho aves
Aves en mi cabeza.
Puede que apenas estén rompiendo sus criptas
Puede que apenas estén rasguñando sus cáscaras.

Lanzo mi vista con fuerza
para que halle nuevos rumbos en el lontananza.
Dejo que mi mirada vuele y encuentre más cielo
para cuando mis aves extiendan sus alas
y emprendan su primer viaje.

Siembro un bosque para que pasen sus noches,
hagan nidos en las ramas más altas
y se alimenten de mis insectos más íntimos.

Escucho aves en mi cabeza
y soy más cuidadoso.
Porque permitir que las vendas se amañen en mis ojos
es una forma de cortarles sus alas.




Leandro Sabogal
9 febrero 2013

No hay comentarios: