Páginas

Una rosa blanca

















Si yo te regalo una rosa
no es para que la dejes estática
junto a otras flores esperando la asfixia
o dentro de un jarrón antes habitado por otras rosas.

Si yo te regalo una rosa
es para que la lleves contigo
para que la arrugues, la deshojes, la muerdas y la llenes de ti.
Para que toques con ella cada parte de tu cuerpo
y si es posible, tu alma en un beso.

Una rosa. Una rosa blanca.
para que la manches con tu tinta
y la tiñas con tu sangre
para que la moje tu saliva
y adorne tu cuerpo desnudo mientras duermes
para que aparezca en tus sueños y sea tu sueño.

Si yo te regalo una rosa. Una rosa blanca...
no te regalo una rosa... soy yo en tus manos.



Leandro Sabogal
27 de Septiembre 2009



....

No hay comentarios: