Páginas

Tráfico pesado





Carros por todos lados.
Largas filas de esos especímenes tristes.
Pitos, gemidos doloridos y malévolos.
Carros irrumpiendo el espacio.

Sobre las casas, en los andenes,
entre los locales y casetas esperando el verde del semáforo.
Algún día las avenidas se cansarán de soportar sus pasos.

De todos los colores, de todas las edades,
de todos los semblantes. Todos carros.

Justo ahora tengo uno abrazado a mi pierna,
pretende no dejarme tranquilo, pusilánime ser.
Busetas coquetonas me hacen luces para que me vaya con ellas
mas les soy indiferente. No soportan la calma en mis ojos.

Sobre los tejados, pisoteando los jardines,
mal estacionados en las esquinas,
asomando sus rines desde los edificios,
veo carros por todos lados, detenidos unos tras otros
mientras yo camino libremente entre ellos.


Leandro Sabogal
24 Octubre 2009




---- Foto: Archivo / EL TIEMPO

No hay comentarios: