Páginas

Abordaje

Tres silbidos en mi oído interno.
Gritos, notas, acorde.
Quizás ese sea el verdadero silencio:
un Feed back de tus ojos cambiantes.

La palabra "abordaje" salió a caminar
esta noche sin luna. Tenía frío en la piel
y un leve calor en el vientre.
Su aroma me lo traje cubriendo mi cuello.

Se cayó una flor de mi mano,
era fucsia de pistilos orientales.
También se calló un beso clandestino,
mas una flor y un beso florecen
en cualquier descuido del tiempo.
En cualquier lugar.

Esta noche podría engendrar algún tipo de culpa,
mas no la dejo ser, no me arrepiento:
una canción vale más que beber labial veneno
que no deja muerte pero sí un adiós.


Leandro Sabogal
7 mayo 2011

----

No hay comentarios: