Páginas

Zapatos viejos




(2005)

Sólo un par llevo conmigo.
Zapatos viejos arrugados y sucios
que ahora encuentro cómodos y bellos,
sutiles y comprensivos,
que me acostumbré a cargar
o a que carguen conmigo.

Llenos de caminos
y sucios de tiempo.
Son los despojos de unos pasos
seguros y fuertes
que poco a poco fueron decayendo,
que poco a poco se entregaron al mismo trayecto.

Intentaron escapar un día, lo recuerdo;
se cansaron de ir uno tras otro,
golpe tras golpe
tanta ida y tanta vuelta,
tanta caída y tropiezo.

No era el tiempo de decir adiós
y en parte ayudó el amor,
pues un par de dulces suelas damiselas
les cautivó el corazón para vivir unos pasos más.

Eran otros tiempos, otras horas,
y hoy mis talones doloridos e ignorados
lloran esas épocas gloriosas.



Leandro Sabogal


Hambre

Quiero ser una fuga
por donde entre aire al mundo,
mi guitarra cual ventana abierta
para asomarse a ver el cielo.

La poesía está en la boca de mi estómago,
en mi hambre al mediodía.
es el hambre de los coterráneos,
de los coexistentes,
de nosotros los enjaulados.

Si quemaran los libros
volveríamos a ser humanos,
tal vez lo único que tenemos de dios es la lengua.

Cambio de opinión.
Voy a calmar el hambre
con las barras de esta jaula.
No importa si pierdo mis dientes
a cambio de la libertad.


Leandro Sabogal
4 Abril 2011 ....