Páginas

Entre poetas

Jugamos a caminar sobre el hilo de las letras.
Allí, en el filo del abismo retoñan micromundos
que llevamos a la boca sin marchitarlos,
nos usamos mutuamente pero a veces despertamos
y retomamos el libreto del director de la calle
y el de los oídos que llevan las paredes de la casa.


Jugamos a odiarnos, sólo para sustraer ese olor a nostalgia;
y rendir la tinta que poco a poco se acaba
mientras se pervierten las páginas de ese cuadernito que llevamos en el bolsillo.
Escribimos y borramos. Nos negamos a ver escritas las letras que llevan nuestros nombres.


Nos esclavizamos en la distancia, nos latigueamos en el recuerdo,
nos desangramos en la entrelínea del silencio,
nos abrazamos con el odio que sólo el amor puede brindar,
nos decimos adiós en cada buenos días.


Dejamos morir las canciones entre lágrimas,
nos echamos culpas por los vacíos en los álbumes de fotos,
pero nos acostumbraremos a llevar las marcas invisibles de la piel
y nos contaremos entre historias en los bares de senil algarabía.


Leandro Sabogal
Nov 10/2010


....

No hay comentarios: