Páginas

Clase de dibujo N°11 ambientes cálido y frío

SELVA VERDE (2004)

El filo del sol amenaza con cortar el día
alcanzando en su intención un poco de mi piel,
Más restos de mi cuerpo subastados al dolor
quien lo compra a un bajo precio;
Mis brazos acogidos muy suavemente por la gravedad,
Extrañan tu espalda, adicta a una pared.
Y mi alma cargando con este cuerpo destrozado
Lucha por hallarte entre las horas.

Ah! Quiero beber tu saliva una vez más
Quiero callar las palabras que nos hieren;
abasteciendo, mutuamente nuestros labios
de palabras nuevas y
Amarte con el único amor que me queda:
con tu amor por el que vivo.

Quiero huir del sol y caminar entre la nieve
Arrastrando, completamente desnudo,
Mi luz entre el ombligo de la tierra,
Para ver las palomas libremente volar…
Entre mis manos y mi boca.

Y derretir tu oscuridad más pura
Para bañarme en ella mientras la conquisto
Izando mi bandera en tu monte Venus.

Y enredar mis dedos, otra vez
En la boca del volcán
Donde se agita suavemente
Tu sensación de gritar.












FUEGO LÍQUIDO (2004)

No puedo evitar la estrecha locura
que nos ha tocado a los dos:
el mismo aire, la misma brisa…
Ya no puedo más con esos ojos de níquel
que me miran de tantas formas y colores,
haciéndome llorar, reír y enternecer;
haciéndome morir y deshaciéndome al vivir.

Ya no puedo cantar la soledad pues no la tengo,
pero, cuánto la extraño… mortificándome.
todo es un círculo vicioso de cigarrillo aguardiente y menta,
todo me trae a ti, todo me aleja
hasta la distancia iza tu nombre: todo me Aleja.

No sé cómo olvidar tu piel suave como tu voz,
como mis manos, tu piel blanca al éxtasis.
¿Cómo mis manos no irrumpir en tu tranquilidad?
No sé evitar tu desnudez en flor
tu tez en hielo, en sed. Reseca mi voz.
Y el aroma en canción que derraman tus piernas
y la luz tenue y apacible que anida en tu pecho.

Mas no tengo paz desde que te vi llorar.
El marco de pusilánime rubor me acusa en tus ojos.
La gota salitre y muerte en tu mejilla
me sofoca, me quema el pecho, el alma;
no sé qué me quema y me mata.

No puedo evitar amarte y amar la duda
no puedo evitar la estrecha locura
de amar tu piel, tu paz y tu beso de agua en mi sed,
no puedo la distancia y la soledad
y el amanecer fresco de tus labios
tras una larga noche.

Y no es que ame la soledad y la anhele.
No. debe ser mi infame cobardía la lápida mía
o la duda de ser yo tu zapato o tu espino,
hace frío y te robo la cobija.
Hace frío y te robo la cobija.

Sueles ser feliz cuando no estás conmigo
y ese que recuerdas tanto no te quema tanto el alma:
mi ayer y mi presente,
ese soy y ésta es mi duda:
No evitar la estrecha locura
de amarte a fuego y agua.


Leandro Sabogal

....

Clase de dibujo N°12 Mosaicos

DESNUDOS (2004)

Qué tal empezar diciendo que estoy desnudo y
Ni siquiera quiero la ropa que tocó tu piel
Ni quiero la ropa, toco tu piel
Siquiera tu piel
Tocó
La ropa que
Quiero, tu piel
Quiero.




















CARTA TÍMIDA (2004)

Las palabras se me secaron en la boca
tengo los ojos hinchados de verte
carcomiendo la madera de mi cuerpo
las palabras se me secaron en tu boca
y ya no aliento desnudar tu sonrisa.

Las palabras me las sacaron de mi cuerpo
carcomiendo la madera de tu sonrisa
tengo el aliento hinchado de desnudar tu boca
y ya no tengo que verte secando mis ojos
las palabras se me secaron en la boca.

Las palabras se mesen cual ron de mi cuerpo
Tengo la sonrisa seca e hinchado el aliento
Ahora las palabras desnudan de madera mis ojos
Ahora las palabras carcomen mi boca
Ah! Horas no tengo para verte vida mía

Quería decirte te amo…
Y las palabras se me secaron en mi boca.
























Me rehúso

(2009)
No pretendo ser un fantasma
entre los destrozados fragmentos de la oscuridad.....

Tampoco espero perderme
entre los códigos binarios de los cybercaminos
y morir con los rayos infra solares de algún baúl de antivirus.

Me rehúso a morir entre la nada...
y me rehúso a callar el dolor de la ausencia.
(desde la de palabras hasta las de una imagen pixelada.)

Me rehúso... me vuelvo a usar
me rehúso... me vuelvo a la existencia de tu existencia.
me rehúso y vuelvo...
no importa si es para morir... (con algún clic certero)














ALBA NIGRA (2007)

"Mi rostro no aguanta una mañana soleada...
jue´puta! el cielo se cae a chorros"
Viejito en el Parque central de Acacías M.

I.
Presiento que me buscan sus aguas
y no sólo a mí y no sólo sus aguas.

He tiznado el alba y ha llorado sola.
He sumergido mi alma impresa en esta humanidad
Y he sentido el alba encarnada y negra.

¿Dónde ha estado la razón todos estos días?
¿Por qué me odia tanto?

Y en medio de la lluvia, el alba me sonríe la mirada.

II.
Llueve
Y veo correr el minutero que ya se siente perdido…
Tiene miedo.
Parece que ha pasado varias veces por el mismo lado.
Llueve
Y el aire que te da la vida a mí me mata.
Me siento solo,
Mis zapatos se me quedan viendo y no me dicen nada.

Llueve
Y esas gotas que se filtran por el techo
Las siento sospechosas.
Escapan…
No sé de quién, pero escapan y me caen en la cabeza.

III.
Retumba tu voz en mi recuerdo
Mi tumba tu cuerpo cuando me sometí una noche,
Desprendí el broche de tu vestido infinito
Para liberar los caballos de fuego cautivos
Y me llevaron ante ti.

Todo fue una trampa. Dulce trampa.




Regresión (2005)

En el viento tu piel
en el viento tu voz
no te has ido.

En mi piel tu aroma
en mi piel tu mano ahora
en mis labios el recuerdo de ti.

Expongo mis párpados
y respiro tu piel
y respiro tu voz
y beso tu aroma
y tu mano también.

































Ángeles (2008)


Seres alados, asexuados y sensuales
mensajeros del Dios del silencio;
protectores de baúl de la muerte
donde descansan las más dulces desgracias.






Ángeles tus manos
Ángeles tus ojos.
Yo, tu ángel de la locura
yo, tu siervo desquiciado.









Tus senos, mi cielo.
tus senos, los valles de los desterrados,
tu desnudez la dimensión perfecta.










Tu boca le deja su mensaje a mi piel,
No lo entiendo... repítemelo que no lo entiendo...
no lo quiero entender.





Leandro Sabogal
algunos títulos de este capítulo ya han sido publicados en este blog