Páginas

Me deleito en tu llegada



Para Viviana Santiago


Me deleito en tu llegada:
Tus alas cortan el viento
y el viento adora tal dolor,
yo adoro el tiempo que se detiene,
mientras la gravedad de mi corazón te atrae. ( o al contrario)

Me deleito en la música de tus labios:
llámese palabras, llámese silencio,
llámese sonido, llámese mi boca. ( ese es mi ruego)

Me deleito en tu llegada,
lenta, dolorosa, tibia y hermosa:
Le encontré sentido a la noche con tu presencia,
le encontré sentido a la ausencia en tu ausencia
y le encontré sentido al sinsentido en tu llegada;
en la que no ceso de deleitarme.


Leandro Sabogal
(Abril 2009)

2 comentarios:

majus dijo...

Gracias por descubrir que la única cura para un ángel petrificado es la búsqueda y constante adoración. Gracias por no desfallecer….
En verdad debo aceptar, que lo que un día era un tema de conversación en el grupo poetas locos.. Me paso
Se me seco el corazón de tanto dolor. Por eso decidí iniciar de nuevo. Poniendo mis viejos escritos como amuleto, para no olvidar un pasado y esperar un futuro…
Deseo que estés en el. Perdóname por forzarte a desaparecer, pero viví momentos duros en los que sentí que se me desgarro el corazón. Pero ahí analice que mi corazón, está hecho de papel, para entregarlo como una tímida nota en plena clase de matemáticas. Que puede ser rayado e incluso rasgado, pero que siempre podre repararlo...
Te quiero Leandro gracias por volver

Leandro Sabogal dijo...

a ti.. gracias por volver.. yo siempre he estado aquí...

en realidad los ángeles son eternos... y eternidad es tener la potestad para decidir estar vivo o estar muerto.

gracias por volver a la vida.