Páginas

Antes y después



Ángela G.



No te han tocado los imperios ni las potestades,
porque temen caer como yo lo hice.
No han tocado tus pies ni tu luz,
porque temen caer y derrumbarse.

Y si besaran tu boca moriré de nuevo,
pero no como antes cuando yo lo hice:
moriré de viejo, arrugado y frío;
con el alma descarnada y reseca.(tal vez sin alma)
Y con el olor de tu recuerdo en mi boca,
que no se consuela con eso…
como antes cuando yo lo hice.

Leandro A Sabogal
(2006)