Páginas

No sé

No sé cuánto tiempo
llevo atrapado en tu cintura,
y lo sé, el tiempo no cuenta ahora,
porque entre nosotros ya no hay tiempo,
sólo un eterno presente.

No sé quíenes somos,
cuando me fundo en tus labios
y el aire que respiro es tan tibio
como tu piel mojada por la sombra.

No sé si respiro.
Nos gritamos en la cara y nos amamos
y el silencio es el lenguaje claro de un beso,
próspero e infinito como el verbo de tu mirada.

Y tu piel herizada insita mis manos inquietas,
Te amo ahora que vivo y si muero también
.

Bella eres. Desnuda de la materia puedo verte
cuando cierro mis ojos y el día no existe;
olvido el calor que trastorna la alegría (si acaso hay otra)
trashumante calculo tu voz y te encuentro.


L. S.
(jul 2004)

3 comentarios:

Pedro dijo...

Precioso y evocador poema. No sé cuánto resistiré sin volver por aquí.

Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

Realmente conviertes las sensaciones de sensualidad en pura pasión. Un excelente poema, lo dicho todo un poema!Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mi querido amigo!!! que poema mas rico. Tengo clavadas en el alma cada una de tus jugosas palabras.

Tu amiga en la distancia: Evita =)