Páginas

UN INSTANTE

Esa luz que desprende tu mirada,
atrayente y novedosa para mí,
entra por mi boca y destroza mis palabras,
se entromete en mi garganta.
Desata melodías en mi abdomen,
emprende un gran viaje
hasta las profundidades del corazón,
atravesándolo y provocando
un delicioso dolor,
el cual disfruto mientras te das cuenta
que yo también te estoy viendo y
volteas disimuladamente tus ojos.

Leandro Sabogal (1999)

No hay comentarios: