Páginas

TODO EN SILENCIO... PUEDE SE UNA EMBOSCADA

ALMA:
Si en tus recuerdos ves algún día
entre la niebla de lo pasado,
surgir la triste memoria mía
medio borrada ya por los años,
piensa que fuiste siempre mi anhelo.


Y si el recuerdo de amor tan santo
mueve tu pecho, nubla tu cielo,

llena de lágrimas tus ojos garzos.
Ah! no me busques aquí en la tierra

donde he vivido, donde he luchado,
sino en el reino de los sepulcros
donde se encuentra paz y descanso.

Vuelvo a mirar...

...Pienso que nacimos para vivir por siempre separados,

que no es una la senda que seguimos.

...Que la lumbre que cercana vimos
fue visión de tu amor y tus cuidados.

Y al comparar la realidad penosa
con los paisajes de ideal que miro
en el fondo del alma lastimosa
para tu dulce amor -niño piadoso-
para tu dulce amor surge un suspiro.

FRANCISCO:

Cómo puedo desde aquí
desde este tan frío silencio
que también se ha apoderado de mí...
y que tanto daño te ha hecho

Decirte con una mirada
que mi alma te reclama en las noches
y me reprocha la piel el agua de tus besos
decirte que estas manos te extrañan y yo también.

Está enfermo nuestro amor pero no ha muerto!
la magia sigue, la lucha también!
ahora es cuando!
ahora es cuando!

Oh! princesa guerrera mía aun mía
dos países se necesitan para la guerra
y mi corazón esta en guerra
aunque halla sangre por todos lados
entre sollozos hay guerra
desahuciado el amor hay guerra
y después de la noche la mañana.

Mi corazón aun es tuyo
hermosa mía
mi corazón reposa y llora
mi corazón no sabe si latir o dejarse morir
pero es tuyo.
pero es tuyo.... yo no se tener corazón.


ALMA:
A la dama blanca, osada y valiente
hoy en tiempo de soledad
se le ha calcinado la sonrisa
se encuentra impenetrable y absorta.

callada y abstraída en su silencio
cómplice se hace el mundo
en medio del dolor
y del verde que muere poco a poco,
cómplices los ojos, las bocas, las palabras
y hasta la piel de universo que la rodea.
Cómplice de aquel amorque en este tiempo de soledad

agoniza en su pechosin miras de resurrección alguna
o de querer despertar de nuevo.

¡El mundo se pregunta por qué! ¡Por qué tanto dolor!
¡Tanta soledad en un corazón tan puro!

Todo se ha hecho silencio,hasta la misma distancia.
La luz, la oscuridad,
la noche y hasta las melodías que le traen su voz.


todo la condena:
haber amado en soledad,
haber sanado sin habérsele pedido… haber…haber.
Todo se ha hecho silencio.
No hay nada mas…
El olvido es su futuro mas próximo
se niega a izar, de nuevo en su alma,
la bandera que hoy sangra:
El nombre del hombre mas hermoso...

dueño de aquellas manos suaves y cálidas
que hoy están heridas en batalla...una heroína condenada al exilio.

FRANCISCO:
No sé si para sacarte del Seol
debo crucificar mi corazón
y darte mi sangre para redimirte.

Aunque temo ser el verdugo
que rompió los cristales mas puros de tu amor


Alejandra Torres (escribió a ALMA a excepción del primer capítulo de quien se desconoce el autor)
y Leandro Sabogal (escribió a FRANCISCO)

(jun de 2007)

1 comentario:

Leandro Sabogal dijo...

El primer capítulo es un poema de autor reservado o incluso dos poemas de diferente autor, y apartir de este se hizo el díalogo poético, por medio de correos electrónicos.donde el resto de capítulos si son autoría de Alejandra Torres y míos.