Páginas

POESÍA ENFERMA

I. infectĭo

Recuerdo que una risa
vagaba en el viento
pero en un descuido chocó en mi pecho
y quedó adherida a mí varios años.

Ahora no sé cuándo la perdí, (o huyó de mí)
cuando ya no sabía vivir sin ella.

Yo tenía hojas con canciones
y desde un barranco hice aviones
los arrojé para que besaran el viento
y se llenaran de libertad…

Quizás en alguna de esas caídas
la risa que alguna vez fue mía
escapó para seguir su rumbo.



II. Afflictĭo


Tenue risa, algo forzada
me lleva a un abismo,
me lleva las horas contadas,
me lleva a las horas de lluvia.

Su voz llena de arrugas,
mis manos con su voz atadas,
me lleva la cuenta de mis suspiros,
me lleva a pensar que está enferma.

Poesía ojerosa, cristalina
ya no cantas en mi oído,
sólo escucho gemidos,
solo, escucho gemidos.

Cómo le cuesta a mi alma cansada
arrancarse los trapos de su boca,
llora impotente su desgracia,
poesía triste, poesía enferma.

Dónde están las días
entre esta triste noche
dónde está la herida
dónde un asesino que la mate.

Ya no corre sangre por tus venas:
camina temerosa y vana.
Ya olvidó a quién perseguía,
ya olvidó de quién huía.

Y esos ojos desorbitados
no tardarán en chocarse
con una mirada precisa
o con el valle de las lágrimas.




III. lamentum

Sáname esta poesía!

Tenue risa algo forzada
fue el aroma que dejó:

Hijo suyo,
cadáver que me contamina
el vinotinto de la noche
que me embriaga el día
y por eso no despierta.

Sorda y seca mi poesía,
languidece aquí postrada
en la punta de mi lengua
enredada con el nudo
que mi garganta oprime.

Sálvame esta poesía,
este corazón no aguanta
tantas letras inflamadas
infectadas por la risa,
risa pasajera y dulce
que asesinó a mi alegría.

Sáname,
sálvame ésta:
mi triste
y enferma poesía
que duró tanto tiempo sola.

Leandro Sabogal (13 agosto de 2005)

2 comentarios:

SARITAH dijo...

Adolecemos de medicamentos o conjuros que nos curen ésta enfermedad.
Poetizar es un vicio sin cura.

El Heautontimorumenos dijo...

hola, la locura es la mejor , pero la mejor mentira apreciable...

que nos hace soñar es la unica