Páginas

NOCHE DE VELAS




Una vela encendida
intenta vencer la noche,
anhela ser el sol
para vencer la oscuridad.

Se parece a nosotros.
Luchando contra el viento,
luchando contra las tinieblas,
muriendo segundo a segundo.
Y cuando llega su final
lentamente su llama se desvanece.

Feliz muerte derretirse toda
sin haberse dejado vencer por un suspiro,
sin haber agotado todo esfuerzo de lucha.

Aun blando su cadáver,
los chicos lo recogen
y hacen bolitas para jugar.

Me pregunto si alguna vez supo
que la noche contra la que luchaba
era la razón de su existencia.

Leandro S.
(Dic 7 2007)

1 comentario:

Viviana dijo...

Me gustó muchísimo este poema, es tan increíble encontrar tanto en un solo poema?