Páginas

HOJAMANTE



Alguien escribe sobre mí
versos que no logro comprender,
su pluma sedienta de camino pasa
desapercibida, callada, solitaria,
aunque la detecta mi sentido del humor.

y otras veces…

Es una daga que me perfora
como si quisiera
escribir entre mi piel su dolor,
y me duele su dolor
y mi sangre rinde las palabras
que le pueden dar la vida
que le pueden ayudar a morir.

Alguien escribe sobre mí
y corro el riesgo de perder
y corro la suerte de beber su hiel
y corro y me alcanza su dolor
para abrazarme y llorar en mi hombro
la tinta que huye por sus poros
como desintoxicando su alma, su enojo.

Y cuando calla, su silencio es frío y arrumador
son esos días cuando mi piel extraña sus dedos
grita su nombre y reclama sus besos.

Y cuando escribe susurros en mi oído,
deslizándose por mi abdomen, robándome la calma;
pareciera que me amara,
cuando su lápiz me toca la espalda,
con la suavidad de su mejilla.

Amo el sonido de sus pasos viniendo hacia mí
y su alma estrellándose en mis dedos
y su alma tatuándose en mi pecho.


Leandro Sabogal (2004)

1 comentario:

Anónimo dijo...

simplemente eres increible!!
:'( (L)